Seattle, USA
hola@socialmediaespanol.net

¿Cómo se come el Marketing Gastronómico?

Expertos en redes sociales y marketing digital

MARKETING GASTRONÓMICO

Mientras que en la mayoría de sectores tener una buena estrategia de marketing es crucial, en otros se sigue relegando a un segundo plano. Por lo menos, es lo que sucede en el sector gastronómico. Sin embargo, proyectos sin demasiado relumbrón salen adelante y destacan gracias a calculadas estrategias de mercadotecnia. El marketing gastronómico, por paradójico que resulte, es un gran desconocido en el mundo de la gastronomía.

Pero, ¿por qué se da esta situación? ¿De verdad se pueden aplicar estrategias modernas de marketing a un sector tan tradicional como los restaurantes?

Pero, comencemos por el principio, ¿qué es el marketing gastronómico?

Como tipo de mercadotecnia, el marketing gastronómico es el conjunto de acciones llevadas a cabo para captar y cautivar clientes a fin de satisfacer sus necesidades a través de productos y servicios gastronómicos.

La realidad es que todos los días cierran restaurantes con una oferta genial porque nadie llega a disfrutar de su calidad. Y aquí surge la pregunta, ¿de qué sirve un plato riquísimo si nadie va a probarlo? ¿Cuándo las estrategias de marketing tendrá la relevancia que debería en este sector?

¿Qué puedes lograr con el Marketing gastronómico?

Es evidente que los comensales no llegan por arte de magia a los restaurantes. Y es claro que si el empresario gastronómico no establece ni efectúa las estrategias idóneas que conecten con ellos, no podrán satisfacer las necesidades de sus clientes el cual es el principal objetivo del Marketing.

Te mencionaré solo algunos efectos que puedes conseguir si vinculas el Marketing gastronómico en la gestión de su emprendimiento:

  • Ser más competitivos y estar en constante evolución adaptativa.
  • Mejora la imagen del establecimiento del restaurante.
  • Impulsa su identidad corporativa ligada a la marca del restaurante.
  • Diferenciarse de su competencia y otorgando a tu cliente propuestas de valor.
  • Especializarse en un nicho de mercado concreto. Ejemplo: La cocina saludable.
  • Innovar en sus procesos de producción, venta y servicio.
Leer más  MARKETING DE CONTENIDOS: Secretos para un contenido de alta calidad

¿Cómo elaborar un plan de marketing gastronómico?

Un plan de marketing gastronómico lo forman una serie de acciones separadas y combinadas para alcanzar los objetivos deseados. No se trata de limitar el trabajo a redes sociales o los textos de la web, sino que debemos planificar una estrategia que combine en cada momento diferentes acciones puntuales y habituales.

Situación actual: cómo está el restaurante o negocio en estos momentos.

Objetivos: aquí debemos tener claro cuál es la meta a conseguir. ¿Llegar a nuevos clientes? ¿Fidelizar a los que ya hay? ¿Introducir una nueva carta?

Estrategia: qué estrategia usaremos para alcanzar el objetivo que nos hemos marcado. Por ejemplo, para conseguir nuevos clientes, podemos implantar una estrategia de marketing de contenidos. Para reforzar nuestro branding, podemos pensar en marketing social y para fidelizar, una estrategia de email marketing.

Medir: siempre tienes que controlar los resultados de cada campaña para verificar si las acciones están resultando o no.

La elaboración de un plan de marketing gastronómico forma parte de la estrategia de la empresa. Allí se definirán las acciones que se realizarán en función del público objetivo que hayamos definido. Conocer a nuestro buyer persona es el primer paso para poder satisfacer sus necesidades culinarias.

¿Qué estrategias de marketing gastronómico existen?

Es habitual el uso de estrategias de marketing tradicional en este sector. La oferta es muy variada y no es sencillo definir acciones que puedan aplicarse como norma general; no obstante, hay ideas “diferentes” que pueden ser muy válidas:

Copywriting.

“La gente no puede saborear los productos a través de la pantalla“

Lo que sí podemos hacer es generar deseo, hambre y confianza a través de las palabras. Un texto persuasivo, acompañados de una imágenes evocadoras, supone una gran diferencia frente a la típica web escaparate.

Leer más  INSTAGRAM: 13 marcas que imponen tendencias en sus cuentas

Redes sociales.

El marketing gastronómico no puede dejar a un lado esta tendencia. La presencia en redes sociales es imprescindible y es el primer paso que se suele dar.

Eatertainment.

Consiste en agrupar la experiencia culinaria con entretenimiento. Cenas con baile, cine y comida, la posibilidades son tan amplias como la oferta de entretenimiento.

Opiniones.

Nos hemos acostumbrado a buscar  opiniones de otros que hayan consumido el producto antes. Nos fiamos de su opinión imparcial al ser consumidores de “a pie de calle” como nosotros. Cuidar las respuestas a esas opiniones, sobre todo a las negativas, es tarea de una buen estrategia de marketing gastronómico.

Marca.

Una buena estrategia de branding siempre es importante. Tener una marca conocida que se asocie a unos valores es tarea del marketing gastronómico.

SEO y SEM.

En la industria gastronómica cobra especial importancia la estrategia de posicionamiento SEO a nivel local. Para un negocio físico, la proximidad geográfica de los clientes es la única opción publicitaria viable. Si tu restaurante está en una ciudad, tu público objetivo sólo será el que viva en ella o el que esté de forma temporal.

Email marketing.

Es una estrategia de marketing gastronómico digital que trata de conservar la relación con el cliente a través del envío de emails. Es una oportunidad para informar de cambios en la carta, jornadas gastronómicas o hacer llegar ofertas puntuales.

Hasta hace poco pensábamos que un buen local, una carta con platos de alta gama y un grupo de clientes más o menos fijos eran elementos suficientes para garantizar el éxito de un restaurante. Hosteleros y profesionales del sector insistieron durante décadas en cuidar estos detalles y actualizarlos cada cierto tiempo.

Leer más  Content Marketing: Blog en el rubro de alimentos

Sin embargo, la gastronomía ha evolucionado de tal forma que actualmente estos tres elementos ya no son suficientes. La gestión de un bar o restaurante debe ir mucho más allá.

De hecho, la falta de adaptación a los cambios que experimenta el sector hace posible que restaurantes de reconocido prestigio tengan un bajísimo flujo de clientes o estén a las puertas del cierre. En contraposición, otros cuya calidad no es ni mucho menos la mejor son capaces de aglutinar a un buen número de personas.

Finalmente, un último consejo que podemos darte es que sigas de cerca las últimas tendencias gastronómicas de tu campo.

Es cierto que algunos restaurantes son capaces de atraer clientes aunque sus platos tengan muchos años, pero ten en cuenta que para eso es necesario el respaldo de la tradición. Si no es tu caso, lo mejor es que no dejes de actualizarte y adaptes tu oferta a estas tendencias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *